Impacto positivo social del reciclaje

Impacto positivo social del reciclaje

En estos últimos tiempos, temas como el cambio climático y el calentamiento global han tomado especial relevancia y atención. Según una estimación del Panel Intergubernamental de Expertos del Cambio Climático (IPCC), la temperatura de la tierra podría subir hasta 3°C. Esto podría tener efectos nocivos no solos en el medioambiente y en los animales, sino también en los seres humanos.

Es a partir de esto, que el reciclaje se convirtió en una herramienta sumamente útil para revertir de este enorme problema. El reciclar no es solamente tarea del estado, sino también de todos nosotros. Con tan solo pequeños cambios en nuestras vidas, podríamos lograr grandes cambios para el planeta. No solo se trata de separar la basura en diferentes contenedores, sino de utilizar materiales biodegradables y reutilizables, recurrir más el transporte público y no tanto autos, desconectar los aparatos electrónicos que no utilizamos, utilizar luces de bajo consumo como los LED, entre otros miles de opciones.

Reducir, reutilizar y reciclar, las 3 grandes “R” de la ecología. Con estos ligeros cambios se podría lograr un impacto positivo para la vida. Por citar algunos ejemplos,

-Se reducirían las emisiones de CO2, por lo que el aire sería más limpio de respirar, favoreciendo a la salud.-Se ahorrarían energía y recursos como el agua. Por ejemplo, reciclar 2 toneladas de plástico evitaría el uso de una tonelada de petróleo y de miles de litros de agua.  
-Se obtendrían nuevos puestos de trabajo y se formalizaría miles de trabajos informales. Solo en el país, existen unas 150.000 personas que recuperan materiales reciclables en centros urbanos o en basurales. De todas esas, el 90% lo hace de manera informal y sin estar representadas por la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCYR). Mejorar las condiciones laborares y los salarios permitirá atraer a más gente interesada en este trabajo, quienes tristemente no recurren a ello debido a lo poco rentable que es, económicamente hablando.
-Los basureros recibirían menos basura. Por ejemplo, una 3.000 botellas recicladas son unos 1000 kilos menos para los vertederos.
-Se reduciría la contaminación ambiental, ya que habría menos productos que tardarían miles de años en descomponerse.
-Empresas podrían ahorrar dinero si utilizaran materiales reciclables.
-Mientras más se recicle de manera correcto, menos trabajo deberán realizar las plantas y por lo tanto disminuirá el costo.
-Fomentarían el uso de energías limpias y no tanto de combustibles fósiles.
-Disminuiría considerablemente la explotación de recursos naturales como la tala de árboles. Por ejemplo, si se llegase a reciclar el papel de todos los diarios en el mundo, unos 250 millones de árboles salvarían su vida este año.

Deja una respuesta