Países que mejor practican una economía circular

Países que mejor practican una economía circular

Para poder entender mejor este apartado, será necesario comprender primero a que se refiere el concepto de “economía circular”. Según Ellen Macarthur Foundation: “La economía circular es una alternativa atractiva que busca redefinir qué es el crecimiento, con énfasis en los beneficios para toda la sociedad. Esto implica disociar la actividad económica del consumo de recursos finitos y eliminar los residuos del sistema desde el diseño”. Además, explican que se basan en 3 principios:

  • Eliminar residuos y contaminación desde el diseño
  • Mantener productos y materiales en uso
  • Regenerar sistemas naturales

La idea es poder lograr un progreso económico, pero mediante un diseño circular para facilitar la reutilización, el reciclaje y el aprovechamiento de productos en múltiples ciclos. De esta forma, se abandonaría la idea de un planeta con recursos “infinitos”, que conlleva a un derroche de recursos sin fin.

Para llevar a cabo esta transición será necesario de políticas públicas, educación, líderes de opinión y un apoyo por parte de los mercados financieros. Lograr esto será vital para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Si bien la gran mayoría de los países no cumplen con estas condiciones, afortunadamente si existen ciertas naciones con enormes progresos en lo que se refiere a economía circular. Cada país tiene una normativa diferente sobre economía circular, por lo que encontraremos una gran disparidad entre ellos.

Países Bajos

Su objetivo es convertirse en 100% circular para el año 2050. Para ello, implementan ciertas medidas como que todos los edificios gubernamentales construidos a partir del 2018 sean de cero emisiones y edificados con tantos materiales y recursos reciclados como sea posible. También se escogieron cinco áreas en las que intervenir facilitar esta transición: legislación, nuevos reglamentos y normas; incentivos comerciales; financiación; conocimiento e innovación; y cooperación internacional. Los resultados están a la vista, ya que reciclan un 50% de sus residuos.

Francia

El estado intervino en la sanción de varias normas y leyes para lograr mejoras. Una de ellas es la “Ley contra el despilfarro”, que prohíbe a las empresas de la moda destruir los productos no vendidos, un programa gradual de eliminación de plásticos de un solo uso para 2040 y evitar la sobreproducción. Este problema es muy grave, ya que el gobierno francés estima que se destruye o tira a la basura productos por un valor de 630 millones de euros.

Por otra parte, también anunciaron el plan “50 medidas para una economía 100% circular”, en donde se promueve el uso de energías limpias, reducir-reutilizar-reciclar, gestión de residuos, entre otras cosas.

Italia

El gobierno decidió invertir parte de su presupuesto en crear un fondo de inversión pública para promover proyectos innovadores en sostenibilidad, economía circular, turismo sostenible, descarbonización y mitigación del cambio climático. Se estima un valor superior a 88.000 millones de euros en facturación para la cadena de reciclaje de residuos, con una fuerza laboral de más de 575.000 trabajadores. Para darse una idea, el 100% del aluminio producido en el mercado local, proviene del reciclaje. Estos detalles, ubican a Italia como uno de los mejores dentro de Europa, en lo que se refiere a economía circular.

China

Si bien el país asiático aún está muy lejos de lograr los resultados de Europa, si es menester recalcar algunas ideas interesantes. Por ejemplo, una refinería de Xiangyang extrae el lodo del proceso de tratamiento de aguas residuales para, posteriormente, combinarlo con el desperdicio local de alimentos y así producir biochar y gas natural comprimido. Los resultados indicaron que las emisiones de gases de efecto invernadero descendieron más de un 90%.

Esta entrada tiene un comentario

Comentarios cerrados.